viernes, 19 de diciembre de 2008

Ayudas del Gobierno a los parados y a las PYMES

Este resumen pertenece al espacio “La Bolsa y la Vida” de 8 de noviembre, unos minutos que fueron, como siempre, muy enjundiosos. Esta vez, si cabe, un poco más, ya que nos aportaron muy variada información.

En primer lugar, se habló de las reacciones aparentemente anómalas de las Bolsas ante dos hechos muy positivos:

-Tras varias jornadas de subidas, al conocerse la elección de Barack Obama como nuevo presidente de los Estados Unidos, las Bolsas bajaron. Y esto fue así porque era una noticia que ya venían anunciando las encuestas. Y los mercados bursátiles ya habían subido con anterioridad. Además, es curioso que históricamente, casi siempre que ha habido cambio de presidente en Estados Unidos, las Bolsas han bajado.

-El Banco Central Europeo (BCE) bajó los tipos de interés medio punto (en el caso del Banco de Inglaterra, el descenso fue de un punto y medio) y las Bolsas cayeron significativamente. Para entender esto, Paco Álvarez menciona el siguiente refrán: “En Bolsa se compran rumores y se venden noticias”. En las semanas precedentes, el BCE había enviado señales a los mercados de que iba a bajar los tipos. De modo que las Bolsas ya habían descontado esa bajada y habían tenido beneficios antes de que se hiciera oficial la noticia. Si la bajada de tipos hubiese sido superior a la esperada, entonces sí que posiblemente las Bolsas hubieran tenido alzas.

Como afirma Paco Álvarez, la Bolsa debería ser un barómetro de la economía y no un termómetro, un medidor de la situación económica, como se está interpretando en los últimos tiempos. Imagino que será cuestión de que las cosas vuelvan a la normalidad para que la Bolsa vuelva a ser ese barómetro.

A continuación, se trató el Plan de ayudas del Gobierno para los parados y para los ciudadanos con rentas modestas. El Plan consiste en:

-Se reduce el pago de las hipotecas en un 50%, con un máximo de 500 euros, para trabajadores por cuenta ajena en paro, que tengan derecho a la prestación del paro (que se encuentren en esta situación antes del 2010); para autónomos con cargas familiares que hayan cesado su actividad o que justifiquen que han reducido sus ingresos en, al menos, 1550 euros; así como para los pensionistas con cargas familiares.

Esta medida no consiste en un regalo. Sólo se trata de un aplazamiento para aliviar esa deuda en estos momentos tan complicados. Pero se tendrá que pagar a partir de 2011 con un plan de refinanciación.

-Se va a ampliar el período de las Cuentas Vivienda, de 4 a 6 años, para poder comprar con ese dinero ahorrado o bien hacer mejoras en la casa. Pero es importante tener en cuenta que las deducciones fiscales se quedan en cuatro años (no en seis).

-El adelanto del pago de las desgravaciones por vivienda para los ciudadanos que tengan rentas anuales inferiores a 33000 euros (imagino que 33000 euros brutos).

-Se va a bonificar con 1500 euros a las empresas que contraten a desempleados que tengan cargas familiares.

-Se van a bonificar las cotizaciones sociales para ofertas de empleo nuevas en los sectores de investigación, desarrollo, innovación y energías renovables y medioambientales.

Como se puede ver se tratan de actuaciones que van dirigidas a los ciudadanos y a las empresas. Es una materia que se venía reclamando desde el espacio “La Bolsa y la Vida” desde hace mucho tiempo. Sin embargo, como apunta Paco Álvarez, no se trata de medidas suficientemente consensuadas con los diferentes actores sociales.

Además, da la impresión de que son acciones tomadas descoordinadamente, no estudiadas con tiempo suficiente, sin analizar sus diferentes impactos en la economía. Se transmite la sensación de improvisación por parte del Gobierno. No parece que las medidas formen parte de un plan global, sino que se realizan conforme sobrevienen los acontecimientos.

Por otro lado, es muy importante que la ciudadanía esté adquiriendo conciencia de que las diversas actuaciones que realiza el Gobierno se hacen con dinero de todos los españoles (no con un dinero ajeno, venido de algún lugar desconocido).

Además, el Gobierno rectificó y sí va a hacer público el nombre de los bancos destinatarios de las ayudas del Gobierno (por supuesto, hechas con el dinero de los ciudadanos). Rectificar es de sabios. Ocultar dichos nombres hubiese sido un escándalo mayúsculo. Como dice Paco Álvarez, se hubiese tratado de un abuso de poder. E igualmente escandaloso es que las personas que abogaron por ocultar los nombres de los destinatarios de las ayudas, no hayan presentado su dimisión. No lo proponían con su dinero sino con el de todos los contribuyentes.

También se indicó que, posiblemente, las decisiones tomadas en la cumbre del G-20, podrían variar o reconducir las medidas tomadas hasta el momento por el Gobierno.

Luego se explicó el origen de los célebres G-7 y G-20:

-El G-7 nació a raíz de la crisis del petróleo de 1973, a propuesta del Secretario del Tesoro de Estados Unidos. En principio, este grupo de trabajo y colaboración, formado por los países con mayor peso económico, político y armamentístico mundial, integraba a: Estados Unidos, Japón, Alemania Occidental (por aquel entonces), Francia, Reino Unido, Italia (se incorpo)ra en 1975), Canadá (entra en 1977, desde cuando a este grupo se le llamó G-7). El acrónimo se conservó a pesar de la incorporación de Rusia en 1998. Es curioso que la pertenencia a dicho grupo no esté basada en un criterio único de mayor renta per cápita o PIB. De ahí que extrañe que España no esté en el G-7.

-El G-20 nació en 1999 para integrar a los países de las principales economías emergentes, que trabaja especialmente en cuestiones referidas al sistema financiero internacional. De modo que lo forman los ocho países anteriores, la Unión Europea y Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, China, India, Indonesia, México, República de Korea, Sudáfrica y Turquía.

Para terminar, Paco Álvarez nos informó de la sentencia tomada por un Juzgado Mercantil de Madrid ha aseverado que Afinsa realizaba con los sellos una actividad financiera y no una venta de bienes tangibles (como ha venido defendiendo el Gobierno).

El 28 de enero del presente año, ya hubo una sentencia del Juzgado Nº7 de lo Mercantil en la que se decía que los contratos de compra-venta de sellos de Fórum Filatélico y de Afinsa se podían asimilar a productos financieros.

Un poco de esperanza en la larga lucha que los ahorradores de Fórum Filatélico y Afinsa mantienen por recuperar su dinero.

Un saludo cordial.


Nota1: podéis acceder a la grabación del espacio en el apartado “Emisiones anteriores” de la bitácora de Paco Álvarez y en la página de “No es un día cualquiera” .

Nota2: la imagen ha sido extraída de negocios.com.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada