domingo, 24 de febrero de 2008

Easy-to-Read materials: una reflexión sobre las necesidades lectoras de la sociedad (III)

El diseño:

En el contexto de la "lectura fácil", el diseño es casi tan importante como el contenido. La disposición de los elementos debería ser clara y cómoda. Amplios márgenes y generosos espacios hacen que un texto sea más accesible.

El escrito ha de estar dividido en párrafos con un limitado número de líneas por página. Cada frase habría estar circunscrita a medida discursiva determinada.

La cubierta debería insinuar el contenido. Un libro o un documento debe tener una apariencia atractiva, y para un público adulto no ha de dar una impresión infantil. Un libro fácil de leer debe asemejarse a un libro real.

Los materiales adaptados no tienen un único nivel:

Sencillo de leer no implica un solo nivel. Dentro de la literatura sencilla de leer es necesario que haya diferentes niveles de dificultad. Las diferencias en la capacidad lectora también existen entre los colectivos con problemas de lectura. Es importante recordar que, por ejemplo, las personas con discapacidades intelectuales, no son un grupo homogéneo. Ellos oscilan desde diferentes situaciones hasta el límite de la inteligencia normal.


¿Qué clase de materiales deberían estar disponibles en formatos de sencilla lectura?:

Según las necesidades, todos los materiales deberían estar disponibles en formato de fácil lectura.

Debería haber literatura de sencilla lectura tanto de ficción como realista, títulos especiales y adaptaciones de los clásicos. Ello incluye novelas, relatos cortos, historias de intriga, poesía, libros de viajes, etc.

Considerando las nuevas noticias e informaciones referidas a nuestra sociedad, hay razones para legislar haciendo hincapié en el derecho democrático de que haya versiones de fácil lectura. Es posible decir que la audiencia de noticias e información de sencilla comprensión sobre la sociedad es, probablemente, mucho mayor que el público de los libros.

Mucha gente tiene dificultades para comprender los canales habituales de noticias. Los artículos de los periódicos son demasiado extensos, escritos en un lenguaje excesivamente complejo y contienen muchos términos especializados (tecnicismos).

El lector también ha de asimilar relevante información encubierta que hace que la noticia sea comprensible. Los "pantallazos" de las noticiarios televisivos discurren a un ritmo excesivamente rápido para mucha gente.


Internet y otros medios al margen del material impreso
:

Lo sencillo de leer (o sencillo de entender), es algo no sólo aplicable al fondo impreso. Versiones de fácil comprensión y utilización se necesitan igualmente para audio-casetes y para los nuevos medios, tales como los programas de ordenador. Los multimedia, o Internet particularmente, pueden aportar un enorme provecho a los analfabetos funcionales y a las personas que leen poco. De ahí que haya que realizar una adaptación del software para que pueda ser utilizado por estos colectivos.

Diferentes maneras de aproximarse a los materiales de lectura:

Una tabla tridimensional puede servir para ilustrar por qué se requieren fondos de sencilla lectura en varios niveles de dificultad; tanto en la ficción como en la no ficción son necesarios. Se requieren especialmente para los materiales impresos, así como para las adaptaciones de material ya publicado.

Luego se podría continuar con la división de la ficción en varios géneros (igualmente de la no ficción). En principio, las noticias de información sobre la sociedad se pueden tratar del mismo modo.

¿Cuánto material de fácil lectura se encuentra disponible actualmente?: algunos ejemplos

En la actualidad, cierta cantidad de material de fácil lectura para adultos -periódicos o libros- se publican en, al menos, varios paises. En Dinamarca, Finlandia, Noruega, Suecia e Italia se publican periódicos para adultos con dificultades lectoras. En Francia, por ejemplo, se publica un periódico infantil.

Documentos que contienen información acerca de la sociedad (hábitos, costumbres) dirigida a inmigrantes se publican en bastantes países. En Holanda se edita un periódico principalmente dirigido a personas jóvenes y con discapacidades intelectuales.

"Easy readers" para estudiantes se edita en Inglaterra desde hace mucho tiempo. Los libros de fácil lectura para adultos con problemas de lectura se publican actualmente en los países nórdicos (Finlandia, Noruega y Suecia) y en una extensión determinada de Alemania.

Cierta número de materiales de lectura sencilla, aunque en un principio dirigida a gente joven, también se publica en Dinamarca y Holanda.

Además, la necesidad de material para personas con problemas de lectura ha sido el tema central de varias conferencias con participantes de diversos países.

Nota1: utilizo el género masculino de forma genérica para facilitar la lectura, por lo que los sustantivos en forma masculina hacen referencia a personas de ambos sexos.

Nota2: las expresiones "lectura adaptada", "fácil de leer", "de lectura sencilla" hacen referencia al mismo concepto.

Nota3: texto del documento original de Bror Ingemar Tronbacke.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada