sábado, 7 de febrero de 2009

¿Quiénes son los culpables de la crisis?

En esta entrada resumo el espacio “La Bolsa y la Vida” de 31 de enero.

En el comienzo, se aludió a la noticia de que el Banco Santander ha reconocido su parte de responsabilidad en la estafa Madoff y ha propuesto a los inversores afectados recuperar el capital invertido mediante la sustitución de los productos financieros tóxicos por otros de buena calidad. Dicha entidad tuvo una actuación similar cuando quebró Lehman Brothers.

Realmente es noticia que una entidad financiera asuma su responsabilidad en los escándalos financieros y en la crisis económica actual. Pero, en mi opinión, este “mea culpa” no tiene mucha credibilidad conociendo el modo de operar del Banco Santander que tantas veces ha engañado a sus clientes, asesorándolos mal y diciendo sólo medias verdades con tal de cumplir sus objetivos. Es decir, más o menos lo que hacen todos los bancos pero quizá con menos miramientos.
Mucha más confianza aportaría a los ahorradores que el BSCH despidiera a los encargados de aconsejar productos de “tan suma calidad” como los de Madoff y de seguir la evolución de los mismos.
Paralelamente, el BSCH y el BBVA presentaron unos beneficios multimillonarios (8900 y 5200 millones de euros, respectivamente), con lo que nos hacen preguntarnos si realmente hay crisis o si la crisis es solamente para los ciudadanos de a pie.

En esta situación crítica, los medios de comunicación están comenzando a moverse y a buscar cuáles son los culpables. En concreto, The Guardian ha elaborado una lista de los 25 principales culpables con el encabezamiento ¿Quiénes nos han llevado a la ruina?:

1º-Alan Greenspan: presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, durante 19 años (hasta 2006). Él mismo confesó que había sido el hombre más poderoso del mundo en materia económica.

2º-Mervin King: gobernador del Banco de Inglaterra, se pasó durante meses asegurando que la crisis no era tal.

3º-Bill Clinton: fue quien rebajó los requisitos para la concesión de hipotecas a los más pobres, el sector de población denominado “NINJA” (No Income, no Job, no Asset, es decir, sin salario, sin trabajo, sin patrimonio). En 1999, revocó la ley por la que se garantizaba la completa separación entre la bancos comerciales y los bancos de inversión. Con ello nació la era de la SuperBanca, que favoreció el nacimiento y la extensión de las hipotecas subprime.

4º-George W. Bush: agudizó el fenómeno NINJA y llevó a Estados Unidos a un superendeudamiento con la Guerra de Irak.

5º-Gordon Brown: siendo ministro de Economía, dio primacía a los intereses de la City, de las entidades financieras de Londres. Y ahora, siendo Primer Ministro, ha tenido que arreglar los errores de dichas entidades e intervenirlas.

-Etc.

Resulta interesante ver que en dicha lista, la inmensa mayoría de los responsables son de origen estadounidense o inglés. Posiblemente esto se debe a que el medio que ha elaborado la lista es inglés. Es seguro que hay responsables de otras latitudes (tanto de entidades, como de gobiernos y de órganos de supervisión).

Hay que destacar la necesidad de encontrar los culpables (tanto por acción como por omisión) de esta crisis porque cuando salgamos de esta crisis, ¿quién nos asegura que los mismos irresponsables no vayan a tomar puestos de decisión y nos puedan llevar otra vez a una situación calamitosa? Muchos de ellos han estado en la cumbre anual de Davos, en la que se reúnen los responsables de la economía mundial.

A continuación Paco Álvarez alude a un artículo de Philip Stephens, comentarista de Financial Times, referido al contexto inglés, en el que dice con claridad que debe despedirse a los banqueros (comprobada ya la incompetencia de los mismos) y habla de la necesidad de nacionalizar la Banca, dado que el Gobierno ha tenido que rescatarla debido a su incompetencia.

Por último, otra de las cuestiones que se comentaron fue la petición de la Unión de Consumidores de que la letra pequeña de los contratos deje de ser tan pequeña para que sea algo más sencillo leer los contratos bancarios.

Nota1: podéis acceder a la grabación del espacio en el apartado “Emisiones anteriores” de la bitácora de Paco Álvarez y en la página de “No es un día cualquiera”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada