miércoles, 31 de octubre de 2007

Hablando de usabilidad: un estudio sobre la base de datos del DPA (II)

Después del estudio de usuarios, se ofrece un análisis bibliográfico de las recomendaciones a seguir a la hora de diseñar una interfaz de búsqueda. Algunas cuestiones referidas son básicas a la hora de elaborar una página web. Se estructuran en base a diversos temas (sólo escribo una selección de los aspectos que considero más relevantes):

Navegación:

  • Se debe permitir la movilidad en el sistema (Abadal).

  • La descarga de la página ha de ser rápida (García, J.C.) (esto es esencial, para cualquier sitio web).


Utilidades de búsqueda:

  • Opciones de búsqueda mediante desplegables (Rodríguez Yunta; Jiménez Toledo).

  • Que se pueda elegir entre “Búsqueda simple” y “Búsqueda avanzada” (Abadal; Nielsen).

  • Encontrar documentos similares, sobre todo en bases de datos que ofrezcan acceso a los documentos a texto completo (Abadal).

  • Historial de búsquedas realizadas (Abadal).

  • Acotación de la búsqueda a un campo o conjunto de campos (Abadal).


Presentación y utilidades en los resultados:

  • Posibilidad de elegir el sistema de ordenación de los resultados (Abadal).

  • Los listados de resultados han de ofrecer datos identificativos suficientes (Rodríguez Yunta; Jiménez Toledo).


Uso de la lengua: comprensible, sin utilizar tecnicismos (Marcos; Yunta Rodríguez; Jiménez Toledo)

Ayuda en línea:

  • El sistema ha de diagnosticar y solucionar errores (Marcos)

  • Junto a las páginas de ayuda, es conveniente ofrecer mensajes breves que orienten al usuario (Abadal).

La información proporcionada por el sistema: sobre todo, fácilmente comprensible la identificación de la página en la que nos encontramos (consulta simple, resultados,...) (Abadal).

La accesibilidad: Ha de garantizarse tanto a los usuarios discapacitados físico-sensoriales como a quienes tienen limitaciones tecnológicas (Marcos).

La uniformidad: esto también es esencial en cualquier sitio web. Todas sus páginas deben seguir un mismo criterio en su diseño para que el usuario no se pierda (Marcos).

La claridad arquitectónica y visual: íntimamente relacionado con lo anterior. El interfaz del usuario ha de ser sencillo y claro (Marcos).

El usuario en la interacción: los seres humanos somos selectivos a la hora de apreciar la información que se nos presenta en una pantalla. En este mismo sentido, esa selección dependerá de muy diversos factores de cada persona, como su formación cultural, sus intereses y necesidades, etc. Algunos elementos que pueden facilitar el trabajo al usuario son:


  • Que el sistema sea sencillo de aprender y fácil de recordar (Baeza-Yates; Rivera Loaiza y Velasco Martín, 2004).

  • Tener en cuenta aspectos de ergonomía cognitiva como el hábito de leer de izquierda a derecha y de arriba a abajo, o la dificultad de recordar listas con más de siete ítems.

  • No recargar la pantalla con muchos elementos, como objetos en movimiento (Marcos).

  • Que el uso de un recurso de una base de datos no implique la realización de dos acciones simultáneas.

  • Incluir imágenes facilita la comprensión de la información y el aprendizaje.


Las conclusiones a las que se llega para mejorar la base de datos se pueden resumir en:


  • Proporcionar en la pantalla principal lo imprescindible para comenzar a utilizar la herramienta del modo más sencillo posible. Inclusión de bocadillos emergentes que aparezcan al poner el cursor sobre un elemento determinado.

  • Se opta por el “modelo Google”. Se prima la búsqueda por lenguaje natural, y los resultados se presentarán ordenados según la estructura de la documentación. En búsqueda avanzada se mantienen los métodos por materias, descriptores y campos, pero con otros términos más comprensibles por el conjunto de la población. Por otro lado, se introducirá un “histórico de consultas” y el uso de desplegables en la búsqueda por campos.

  • Permitir al usuario que organice los resultados por materias, por descriptores o por fechas, así como por orden de relevancia. Por otro lado, hacer posible que se encuentren documentos similares.

  • Hacer las ayudas más amigables, introduciendo ayudas emergentes mediante mensajes cortos.

  • Adaptación a las normas del W3C en cuanto al respeto de los estándares web, y facilitar la accesibilidad a todos los usuarios.

  • Instaurar la posibilidad de suscribirse a alertas informativas, con lo que se difundiría el trabajo de la Institución.


En las consideraciones finales se realiza una distinción muy útil entre evaluación objetiva y la evaluación subjetiva. El estudio referido no pretendía valorar la base de datos en sí (calidad de la herramienta), sino aumentar la satisfacción de los usuarios (utilidad de la herramienta). En todo caso, se pretende encontrar el equilibrio entre ambas cosas.

Así mismo, se llega a la conclusión de que saber en qué medida es útil la información a cada usuario, individualmente, es algo muy complicado. Cada persona tiene unos conocimientos y una manera de estructurar la información diferente. Lo importante es proporcionar unas herramientas que sean de sencillo entendimiento y uso, con lo que hacemos más fácil la búsqueda al usuario. De manera que éste podrá interactuar con el sistema y encontrar información que se ajuste en buena medida a sus necesidades.

Por último, se apunta la cuestión de incluir la indización social: los usuarios ponen los términos que consideran convenientes a los documentos que consultan. Dichos términos se incorporarían temporalmente al sistema que, mediante un algoritmo que mida la utilización de los mismos por otras personas, acabaría quedándose con aquellos vocablos de significación colectiva.


Bibliografía:

-ZAMBRANO SILVA, Salvador ; VILLANUEVA PLA, Enrique ; RUS MOLINA, Lola. "La perspectiva de los usuarios: recuperación de información y usabilidad"

Nota: utilizo el género masculino de forma genérica para facilitar la lectura, por lo que los sustantivos en forma masculina hacen referencia a personas de ambos sexos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada