domingo, 28 de octubre de 2007

Hablando de usabilidad: un estudio sobre la base de datos del DPA (I)

Para abordar el tema, me ha parecido conveniente tratarlo con un interesante artículo que, a partir de un estudio sobre cómo mejorar la base de datos del Defensor del Pueblo Andaluz (DPA), nos adentra en el mundo de la usabilidad. Se estudian cuatro tipo de usuarios: Especialistas en Información y Documentación, Trabajadores sociales, Ciudadanos individuales, Asesores del DPA, y Políticos. En mi resumen me centraré especialmente en la clase “Ciudadanos”, ya que representan la inmensa mayoría de los usuarios. Se aportan algunos elementos que creo son perfectamente trasladables a cualquier base de datos.


Pero, en un primer momento, son muy útiles las siguientes aclaraciones que realiza (más aún tratándose de una institución pública):

-El acceso a la información es un derecho de los ciudadanos.

-Proporcionar a la comunidad el acceso a la información es una obligación de los organismos públicos.

-Cualquier situación que prive a los ciudadanos de la consulta de una determinada información, nos priva de ejercer todos los derechos derivados de haber podido acceder a esa información.

Por tanto, las administraciones públicas tienen una gran responsabilidad a la hora de difundir toda la documentación que sea susceptible de afectar a derechos de la ciudadanía.


Una vez dicho esto, las conclusiones a que llega el estudio, en base a las opiniones de la muestra de usuarios, son:

-Deben excluirse los términos técnicos (como descriptores) o difusos (como materias), ya que sólo provocan la confusión del usuario (especialmente de los ciudadanos “de a pie” que, en principio, son los más interesados en consultar los trabajos del DPA).

-La “Ayuda” apenas es utilizada porque frena el proceso de búsqueda. Tendría que disponerse de modo que no fuese así por dos razones: es un apoyo significativo; además, los usuarios comprenden bien la pantalla “Ayuda”.

-En relación con lo anterior, ha de favorecerse la búsqueda de los usuarios con menos interés por profundizar en los temas mediante la presentación de interfaces sencillos y amigables.

-Los ciudadanos individuales o cotidianos son los que tienen más dificultades en las búsquedas.

-La estructura de la base de datos y los conceptos empleados en ella deben ser sencillos y comprensibles.

-El modo de presentar la información es clave para la comprensión en las pantallas y el éxito en las búsquedas.

-En este estudio, es curioso contrastar cómo no todas las tipologías de usuarios no entienden el término descriptor y, en cambio, declaran que las palabras elegidas como descriptores les son comprensibles.

-Debe haber una buena movilidad en la pantalla y entre pantallas.

-Es muy significativo que en la búsqueda por campos, el 40% de los usuarios elijan la opción de “texto libre”. Esto se debe a que se prefieren interrogar a la base de datos con lenguaje natural. Esto es lo más común también en los buscadores como Google o Yahoo. De ello debemos deducir que cuando se desarrolle con consistencia la Web Semántica será un hecho de enorme relevancia, comparándolo con la actual Web Sintáctica.

Sin embargo, a pesar de que se utilice muy a menudo el texto libre, casi no se hace uso de los operadores lógicos (que tienen una gran utilidad para acotar las búsquedas).

-Tras las pruebas y la familiarización con el sistema, la búsqueda por materias es la opción más elegida con amplia diferencia por los usuarios.


Bibliografía:
-ZAMBRANO SILVA, Salvador ; VILLANUEVA PLA, Enrique ; RUS MOLINA, Lola. "La perspectiva de los usuarios: recuperación de información y usabilidad"

Nota1: utilizo el género masculino de forma genérica para facilitar la lectura, por lo que los sustantivos en forma masculina hacen referencia a personas de ambos sexos.
Nota2: Divido el artículo en dos partes con el objetivo de que sea más "digerible".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada