domingo, 26 de octubre de 2008

Tiempos de crisis ... ¿momento para invertir en Bolsa?

Desde hace unas semanas, lamentándolo mucho, me ha sido imposible realizar los resúmenes de “La Bolsa y la Vida” que venía haciendo desde hace poco tiempo. Así que me pongo manos a la obra para recuperar el tiempo perdido.


Eso sí, antes de empezar quería darle las gracias a Francisco Álvarez por haberme facilitado la dirección de su blog personal, en el que no sólo se puede acceder rápidamente a las grabaciones del espacio radiofónico que aquí nos ocupa, sino a mucha más información de enorme interés.


En el 4 de octubre, la secuencia de los temas que se trataron fue la siguiente:


-El cambio la situación internacional de las entidades financieras: el estado de cosas anterior a esta crisis económica se ha transformado completamente. Ya conocemos sobradamente la intervención de los diferentes gobiernos. Por ejemplo, las entidades hipotecarias y de seguros más importantes de Estados Unidos han pasado a ser de titularidad pública. El Reino Unido ha optado por la medida más contundente, una nacionalización parcial de los bancos británicos más importantes. Fortis ha sido nacionalizado por los gobiernos de los países integrantes del Benelux; Alemania ha prestado su ayuda al Hypo Real Estate; etc.


Es interesante el caso de UBS, que ha visto entrar en su accionariado fondos soberanos de países árabes. El fenómeno de los fondos soberanos infunde miedo en los países occidentales debido a que, principalmente, provienen de países árabes o asiáticos, muchos de ellos estados dictatoriales. Pero, normalmente, la participación en el accionariado se restringe a la obtención de beneficios, sin participar en la dirección de las empresas.


-La estructura y la supervisión financiera de España tiene características que la diferencian de otros países, pero España está integrada en el circuito financiero internacional y la crisis nos va a influir en mayor o menor medida.

El tejido económico español (excesivamente basado en el sector de la construcción) se está viendo muy afectado por la crisis. No tanto por las consecuencias negativas para las grandes empresas, como por las repercusiones tremendas para las PYMES que trabajan para ellas y que están pasando enormes apuros, con el consiguiente crecimiento del paro.


-Las entidades bancarias han prestado enormes cantidades de dinero para la financiación de la industria constructora española. El monto de dinero prestado ha sido muy superior a los ahorros generados por los ciudadanos. Por ello, los bancos a su vez han tenido que pedir dinero prestado al exterior. Y como ese dinero hay que devolverlo, en este momento la manera de actuar de los bancos es la siguiente:


  • Dado el clima de desconfianza general, las entidades financieras no se atreven a prestarse dinero entre ellas. Y están pidiendo a los Bancos centrales que presten dinero a largo plazo (no sólo a corto plazo, en momentos puntuales, cuando la economía “va bien”).
  • Ofrecen imposiciones a plazo fijo, con intereses cada vez más altos, a los ciudadanos.
  • Al mismo tiempo, se reduce el número de préstamos, dinero con el que contaban las empresas para seguir funcionando normalmente. Esto tiene buena parte de culpa del colapso económico actual.


-Por otro lado, se comentó si es buen momento de invertir en Bolsa. La respuesta es sí, a pesar de la mala situación bursátil. Para ilustrar este contestación, Paco Álvarez dice el curioso refrán (que ya hemos escuchado en ocasiones anteriores): “En Bolsa, hay que comprar al son del cañón y vender al son del violón”. Pero deja muy claro: sólo se debe invertir aquel dinero que no vayamos a necesitar en poco tiempo. Y habremos de invertir en entidades financieras fuertes, en empresas vinculadas a las energías y a las telecomunicaciones.

Por último, se indica la necesidad de dotar a la ciudadanía de una cultura financiera que nos permita no ser embaucados por los “encantadores”, tanto políticos como financieros. Esto va unido a la protección de los ahorros de las personas mayores, para tener la jubilación que se han ganado después de tantos años de trabajo.

Un saludo cordial.

Nota1: podéis acceder a la grabación de este espacio tanto en el siguiente enlace "No es un día cualquiera" (tercera hora del programa), como a través del blog personal de Francisco Álvarez Molina "No le digas a mi madre que trabajo en Bolsa", en el apartado de "Emisiones anteriores de la Bolsa y la Vida", donde tenéis los minutos de audio concretos del espacio.
Nota2: la foto pertenece a un momento de la película "Qué bello es vivir" y ha sido extraída del blog "Un mundo de cine".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada