lunes, 23 de noviembre de 2009

Alianza prometedora entre Wolfram Alpha y Bing

Esta vez dedico mi espacio a un tema que no tiene que ver directamente con las bibliotecas y los centros de documentación, pero que es algo que seguro les va a afectar. Y es que las cosas pueden estar cambiando en el mundo de los buscadores.
Bing, el buscador que Microsoft lanzó en mayo de este año, quiere abrirse un sitio en el mercado y llegar a competir dentro de poco tiempo con el líder indiscutible de los buscadores, Google.

Las últimas estadísticas de Experian Hitwise muestran que Bing está teniendo una evolución positiva en sus primeros meses. En octubre ya había alcanzado un 9,57% de cuota de mercado, colocándose como el segundo motor de búsqueda más utilizado en Estados Unidos, por detrás de Google, pero ya por delante del más que conocido Yahoo. Lo que indica que Microsoft quiere echar el resto con Bing, dejando a un lado a Yahoo, con la que firmó un preacuerdo a finales de julio. Pero, a comienzos de noviembre, han decidido pausar las negociaciones. Quizá Microsoft cree que la unión estratégica con Yahoo ya no es tan interesante.

De un modo u otro, Bing ha aprovechado la porción de mercado de otros motores de búsqueda desde su lanzamiento de búsqueda en mayo. Y para reforzar su posición en el mercado, Microsoft quiere dotarla de nuevas herramientas que supongan una auténtica revolución en el mundo de las búsquedas en línea. De ahí que Bing se haya asociado con Wolfram Alpha. De momento, la alianza sólo va a tener efectos en Estados Unidos.

Wolfram Alpha es un “motor de conocimiento computacional”. Este “palabro” se viene a traducir a: las palabras o cuestiones que pongamos en el buscador son respondidas directamente, en vez de mostrarse una lista de enlaces, como hace un motor de búsqueda. Se trata de un invento del físico Stephen Wolfram.
Wolfram Alpha se enfoca a responder las cuestiones directamente, en vez de mostrar una lista de enlaces como hace un motor de búsqueda. Será usado para reforzar los resultados en áreas como nutrición, salud y matemáticas.

La herramienta calcula muchas de las respuestas “al vuelo” mediante el aprovechamiento de los datos tal y como están en las bases de datos públicas y autorizadas.
Wolfram Alpha puede ser utilizado tanto para obtener respuesta a cuestiones sencillas (por ejemplo, la dimensión en metros cuadrados de un país) como para varios conjuntos de datos que produzcan nuevos resultados (el valor de la producción de un país).

El equipo de Wolfram ha señalado que la alianza con Bing permitirá a Microsoft acceder a “miles y miles de algoritmos y trillones de datos” para incluir en los resultados.
Por su parte, Microsoft ha afirmado que los datos nutricionales y de estado físico en Wolfram Alpha podrían ser utilizados aproximadamente por 90 millones de estadounidenses que deciden cada año qué dieta a seguir.

La asociación ha hecho posible ofrecer un API (Interfaz de Programación de Aplicaciones) en octubre.
¿Y qué son los APIs? Pues bien, son una serie de protocolos y herramientas ofrecidas por una empresa que permiten que terceros desarrolladores asociados construyan herramientas y servicios a través de una plataforma.
Los APIs se han incrementado mucho entre las empresas web, tales como Facebook o Twitter, que los utilizan para extender su alcance más allá de su propio sitio web.
Quién sabe si dentro de unos meses, aparte del enlace directo a Google, tenemos que incluir entre nuestros “Favoritos” a Bing. Lo que sí parece seguro es que la nueva herramienta que nos ofrece Wolfram Alpha va a ser un excelente adelanto que facilitará nuestras búsquedas en Internet, en un futuro más o menos próximo. Y esto tendrá también su impacto positivo en las bibliotecas y centros de documentación.

Un saludo cordial.

-Más información sobre la noticia en el artículo publicado en BBC News, con fecha de 12 de noviembre.
-Enlace directo a Wolfram Alpha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada