jueves, 16 de septiembre de 2010

¿Gratis es más público? (II)

Continuando con el post del último día, estoy seguro de que la mayoría pensará: "¿de repente hacer de pago los servicios bibliotecario, cuando siempre han sido gratuitos? ¡Será la ruina de las bibliotecas! Además, ahora que estamos en crisis. Por no hablar de que quienes más visitan las bibliotecas no son precisamente las personas con más recursos."

Y desde luego que no les falta razón a tod@s los que piensen así.

Pero lo que yo quiero plantear aquí no se queda en establecer unas tarifas para, quizá, conseguir algunos euros más para mantener las bibliotecas públicas. Se trata de una reflexión general, que también incluye a las bibliotecas, pero que va mucho más allá, que se refiere a todos los servicios públicos.

Seguro que os acordáis de la "urbanidad", aquello que estudiaron en el colegio nuestros abuelos y nuestros padres, y que ahora se llama civismo. Pero que en un tiempo u otro, ahora o ayer, significa lo mismo: respetar las normas de convivencia pública. Dentro de lo que también se encuentra hacer un uso adecuado y respetuoso de los bienes y servicios públicos.

¿Cuántas veces hemos visto romper o quemar una papelera o un contenedor por un chaval? Ni se sabe cuántas veces. ¿Y por qué no le importa hacerlo? Porque sabe que no va a pagar el desperfecto, que dentro de unos días habrá una nueva papelera por arte del birlibirloque.

Pero no, no nos equivoquemos, todos sabemos que el desprecio de la cosa pública no es patrimonio de los adolescentes. Por el contrario es algo que heredan de los mayores, como no podía ser de otra manera. O acaso más de una vez, estando en la playa, no hemos ido a recriminar a alguien que tires las colillas en la arena o que deje su basura en la arena, y nos ha respondido de malas maneras algo así como: ¿Qué pasa? ¡La playa es de todos! O como mucho nos diga con fingido arrepentimiento: Lo siento, iba a recogerlo.

Sinceramente, estoy harto, cansado de estos comportamientos. He llegado a la conclusión de que todo aquello que no cuesta dinero, no se valora. Es decir, todo lo que es público, pagado con nuestros impuestos.
Y esto mismo es lo que ocurre con las bibliotecas públicas. Se cree que las bibliotecas , como bien y servicio público, son como setas, surgidas del suelo de modo natural. Y no se aprecia todo lo que ofrecen a la sociedad. Muchos pensarán que no cobrar por los servicios no es precisamente la manera más adecuada de que los ciudadanos valoren más a la profesión bibliotecaria.

Pero yo no hablo de cargar sobre los usuarios unas altas tasas, principalmente sobre el préstamos de materiales. Simplemente plantearía el cobro de un precio simbólico por préstamo, por ejemplo 25 céntimos de euro (tasa de la que podrían estar exentos algunos grupos poblacionales personas en paro, jóvenes y personas con bajos ingresos).

Es posible que durante algún tiempo los usuarios se sorprendieran y también se quejaran. Pero con el tiempo verían que no es nada gravoso y valorarían más las bibliotecas y a los bibliotecarios.

Realmente las bibliotecas públicas apenas conseguirían dinero para financiarse con esta tasa, pero lograrían algo mucho más importante, hacer ver a la población que nada es gratuito, que tenemos que cuidar los bienes públicos, que son de todos porque los pagamos todos.

3 comentarios:

  1. Hola Suricato!!
    Estoy de acuerdo en casi todo contigo, en lo único que no lo estoy es en la mentalidad de la gente, la gente no piensa que es gratis y lo puedo descuidar porque no me cuesta el dinero, la gente lo que realmente piensa es, que cómo se paga con sus impuestos es de su propiedad por lo que puede hacer lo que quiera con ello.
    Cuantas veces habré oído la dichosa frase, “pues no lo pago yo con mis impuestos!!”.
    La gente no de se cuenta, no se si por falta de cultura o por que en este país somos tontos por mucha formación que tengamos, que lo público es como su propio nombre indica de todos.
    Y todos tenemos derecho a usarlo, disfrutarlo.
    Nos queda mucho por avanzar en esta sociedad!!

    Un saludo y sigue así!!

    ResponderEliminar
  2. hola
    como uso el blog?
    el mio es HeinrichHarkonnen
    como?

    ResponderEliminar
  3. Hola Heinrich,

    Lo primero, quería disculparme por no responderte antes. He estado bastante liado.

    No entiendo bien lo que me preguntas. Simplemente, cuando quieras comentar alguno de mis artículos, no tienes más que hacerlo, de la misma manera que como lo has hecho.

    Muchas gracias por seguirme. Un saludo cordial.

    ResponderEliminar