lunes, 27 de febrero de 2012

De vuelta al blog

Siempre me había preguntado que hacía que un blog quedara inerte de un día para otro. La respuesta no era tan complicada y la he comprobado en mis propias carnes. 

La respuesta es muy sencilla: hay momentos en los que la vida no nos deja tiempo, hay asuntos más prioritarios, se pierde el interés o, simplemente, no fluyen las ideas.

En mi caso, quizá ha sido un poco de cada cosa. No dejé ninguna nota sobre mi inactividad en el blog porque pensé que a la semana siguiente volvería a publicar una entrada,..., así una semana tras otra hasta hoy, casi ocho meses después de mi última publicación. Os pido disculpas a tod@s aquell@s que, de una manera u otra, os habéis seguido interesando por mi blog.

Muy pronto llegará mi próxima entrada. Muchas gracias a tod@s. Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada