martes, 22 de marzo de 2011

Competencia informacional y estudiantes universitarios

El tema de la alfabetización informacional se ha convertido en un tema clave en el ámbito bibliotecario, cuestión a la que se han dedicado numerosos artículos, ponencias y presentaciones en congresos y jornadas, tanto desde el punto de vista práctico y teórico.

Concretamente, las bibliotecas universitarias llevan ya muchos años trabajando esta cuestión y tratando de mejorar las competencias informacionales del alumnado universitario.

Para saber en qué medida esta labor está incidiendo en las capacidades del alumnado universitario, resulta casi indispensable conocer cómo valoran los usuarios sus propios conocimientos y habilidades sobre búsqueda, recopilación, análisis y sistematización de la información. A esto se dedica un interesante estudio realizado por varios investigadores de Psicología de la Educación y del Servicio de Bibliotecas de la Universidad de las Islas Baleares, aparecido en la Revista Española de Documentación Científica.

En primer término, se habla de los cinco tipos de alfabetizaciones para trabajar eficientemente en el mundo de las TIC :
  1. Alfabetización tecnológica (meramente instrumental)
  2. Alfabetización informacional (referida anteriormente)
  3. Creatividad mediática: capacidad para elaborar y distribuir contenidos.
  4. Alfabetización global: capacidad de comprensión de la interdependencia entre actores, tecnología y contenidos.
  5. Alfabetización responsable: aptitud para considerar adecuadamente las consecuencias de los medios.
Hago referencia a estos términos porque considero que nos puede útil esta clasificación. Este estudio está referido al segundo tipo comentado.

A continuación se realiza un breve repaso a la literatura científica anterior sobre el tema y, luego, se explican las cuestiones técnicas del estudio estadístico.

Ahora entraríamos en la parte de los resultados, en la que son destacables los siguientes datos, muchos de ellos bastante sorprendentes a primera vista, aunque después en las conclusiones se muestra que dichas sorpresas tienen su justificación:
  • Los alumnos encuestados realizan una autovaloración de sus conocimientos para buscar información general e información académica en Internet mucho más positiva que cuando se refieren al uso de las bibliotecas con el mismo fin.
  • Los alumnos universitarios muestran una peor autopercepción de sus habilidades para buscar información académica en las bibliotecas que las alumnas universitarias.
  • La autopercepción positiva respecto a las habilidades para recabar información en las bibliotecas mejora curso a curso.
  • El alumnado de Humanidades es, con diferencia, el que valora más positivamente sus conocimientos en el uso de las bibliotecas para documentarse. En el polo opuesto se encuentran los alumnos de Ciencias Sociales y Jurídicas.
  • El alumnado de la UIB utiliza Internet para documentarse con fines académicos mucho más que las bibliotecas y el servicio bibliotecario en general.
  • La frecuencia de uso de la biblioteca como fuente de documentación académica es más elevada en los cursos superiores.
  • El 70% de los alumnos de Humanidades son usuarios habituales. En cambio, casi el 80% de los alumnos de Ciencias Sociales y Jurídicas afirman no utilizar normalmente los servicios bibliotecarios.
Tras capturar todos estos datos y otros más, el estudio llega a las siguientes conclusiones:
  • El alumnado universitario tiene un mejor autoconcepto de su nivel competencial respecto al uso de Internet. Esto concuerda con otras investigaciones como el macroestudio desarrollado por EDUCAUSE en Estados Unidos.
  • El alumnado universitario con un buen autoconcepto a la hora de utilizar los servicios bibliotecarios con fines académicos es el de un/a estudiante de los últimos cursos matriculado en una carrera del ámbito de las Humanidades.
  • Mientras que el alumnado universitario con un autoconcepto positivo respecto al uso de Internet es el de un/a estudiante de tercer curso de una carrera del ámbito de las Ciencias Sociales y Jurídicas.
  • Diversos estudios de muy diferentes latitudes reflejan que Internet es el recurso preferido por los estudiantes universitarios para buscar información académica.
  • El perfil de usuario frecuente de las bibliotecas y del catálogo bibliotecario es el de un/a estudiante de los últimos cursos de una carrera de Humanidades.
  • El alumnado universitario tiene dificultades para distinguir entre los recursos electrónicos que proporciona la biblioteca y que son accesibles por Internet, de los recursos de libre acceso en la Red.
  • En general, se hace un uso extensivo de las TIC como fuente documental, mientras que se utilizan de manera casi marginal los servicios bibliotecarios.
Todo ello lleva a pensar que los denominados "nativos digitales", por el simple hecho de serlo, tienen una buena capacitación informacional. Y hace que los autores concluyan que es necesaria la creación y consolidación de los CRAI (Centros de Aprendizaje e Investigación) para atraer a los usuarios a las bibliotecas y mejorar sus capacidades informacionales, de manera que puedan extraer el máximo provecho a su formación universitaria.

Nota1: enlace al texto original: Comas, Rubén ... (et al.). La búsqueda de información con fines académicos entre el alumnado universitario. Revista española de documentación científica, vol.34, nº1, 44-64.
Nota2: el servidor del CSIC lleva unos días con problemas, en cuanto deje de tenerlos pondré el acceso directo al artículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada