viernes, 15 de octubre de 2010

Y si lo nuevo ya estuviera inventado: Dewey

Tod@s los que tenemos algún tipo de vinculación con las bibliotecas, sea como profesionales o como usuarios, conocemos esos numeritos que aparecen en el lomo de los libros, en los tejuelos. Forman parte de la Clasificación Decimal Universal o CDU. Desde hace mucho tiempo despreciada, principalmente porque es considerada por muchos una estructura rígida, con una sintaxis poco flexible, o porque es un sistema poco amigable para los clientes de las biblitotecas. Poco a poco, le toman territorio los grupos de interés u otra clase de sistemas de organización más inteligibles por los usuarios. Sin embargo, la CDU sigue ahí, presente mayoritariamente en las bibliotecas públicas.

La clasificación Dewey, análoga de la CDU, fue inventada incluso antes. Lleva con nosotros nada más y nada menos que desde 1876. A pesar de todas las críticas que ha recibido y de todas sus limitaciones, siempre me ha parecido un ingenio maravilloso, unos pocos números que son capaces de compendiar todo el conocimiento humano.
Lo más sorprendente es que a esta conclusión ha llegado Phil Shapiro (articulista de PC World, educador y activista del acceso a la tecnología). En un reciente artículo, comenta los problemas que ha tenido para localizar unidades USB económicas y de 256 mb (suficiente capacidad para el almacenamiento de textos) para jóvenes y adultos con bajos ingresos.
Tardó varios meses en encontrar un proveedor que proporcionaba justo el producto que buscaba. Afirma que si hubiese habido un número de la Clasificación Decimal Dewey relacionado con dicho producto, hubiera encontrado rápidamente el producto que buscaba.

Cree que tendría que crearse una codificación DDC para los contenidos de Internet. Y considera que las entidades adecuadas para crear dicha codificación, de manera participativa, sería la Fundación Wikimedia, junto con American Library Association y la Internet Archive. Y la Fundación Gates podría aportar la financiación de dicho proyecto.

Curiosamente, esta idea le surgió a Phil Shapiro cuando observó a un bibliotecario que había memorizado la Clasificación Decimal Dewey e indicaba con exactitud a los usuarios dónde se localizaban los materiales que querían.

¿Se imaginan algo similar en Internet? Desde luego, está claro que, a pesar de todos los avances en las relaciones semánticas de términos, la capacidad de brevedad y de organización que ofrecen los sistemas numéricos parece todavía inigualable. La verdad es que extrapolar un sistema análogo al Dewey a Internet, es una idea muy atractiva. Yo no acabo de verlo, me parece demasiado complicado, y no sé si práctico. Pero, ¿y si lo nuevo, si el futuro estuviera ya inventado?

Nota: artículo original aparecido en Pcworld, escrito por Phil Shapiro, con fecha de 29 de septiembre.

3 comentarios:

  1. La culpa es de las Bases de Datos, me explico. Al final todos los datos que gestionamos estan en una BBDD mas grande o mas pequeña pero en una BBDD.
    Estas tienen la particularidad de que tardan menos en buscar numeros que texto. Por lo que tarda menos en buscar un campo cuyo valor sea "1000" que si su valor es "mil".
    Y cuanto menos se tarde....mejor.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Hola Altea,

    No dudo que lo que comentas sea así. No tengo formación en bases de datos, por lo que no tengo forma de debatirlo.

    Sin embargo, creo que lo que comenta Phil Shapiro tiene más que ver con la idoneidad de los códigos numéricos para englobar diferentes situaciones y conocimientos, más que sobre la velocidad para recuperar una determinada búsqueda, sea con caracteres numéricos o alfabéticos.

    En todo caso, no tengo muy claro que lo que propone Phil Shapiro sea posible, pero me pareció una idea muy atractiva, sobre todo refiriéndose a los sistemas decimales de clasificación, que desde hace tiempo vienen siendo desvalorizados por su estructura rígida, frente a otros sistemas.

    Muchas gracias por tu comentario. Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  3. o que eu estava procurando, obrigado

    ResponderEliminar