lunes, 10 de noviembre de 2008

La Bolsa y la Vida: la crisis y la cultura financiera

Como han destacado algunos escuchantes, Paco Álvarez vaticinó, utilizando el sentido común (que escasea bastante, por cierto), la nacionalización de muchas entidades bancarias (ya se ha aceptado por todos los gobernantes el término nacionalización) y la quiebra del sistema capitalista.

El capitalismo sólo funciona en tiempos de bonanza económica, ya que cuando la economía va mal, el "tenderete" se tambalea completamente y se procede con descaro a la socialización de las pérdidas.
Está claro que no es un modelo equilibrado ni justo. A esta conclusión ha llegado, por ejemplo, Nicola Sarkozy, hablando de la necesidad de la "refundación del capitalismo".
En mi modesta opinión, esto no significa ningún cambio, simplemente es un lavado de cara que no va a implicar ningún cambio sustancial del modelo económico.
El presidente Rodríguez Zapatero y el director del Banco de España han hablado “sólo” de reestructurar el sistema financiero español, pero si esta afirmación no se llena de contenido, no se dice qué se va a hacer, lo único que produce es inquietud en la ciudadanía.

-La ausencia de cultura financiera en la medios de comunicación audiovisuales y escritos. En tiempos de crisis es cuando mayor cuidado hay que tener con las palabras que se utilizan. Ha quedado claro que este país sigue sintiéndose atraído por el sensacionalismo y el pesimismo. Cuando la bolsa sufre enormes caídas, la información económica aparece destacada en todos los titulares y portadas. En cambio, cuando se registran importantes ganancias, el hecho ocupa un espacio mucho menor. Sería necesario que los distintos medios de comunicación, sus trabajadores se documentasen mucho mejor, se formasen en cuestiones económicas (como en otros temas), porque muchos periodistas y comentaristas demuestran que no saben de lo que hablan. Dos ejemplos (de los varios que dio Paco Álvarez) de esta incultura financiera son:

La “balancha” de inversores que vendieron no existió. Quienes vendieron fueron grandes fondos de inversión cuyo objetivo era, como siempre, que cundiese el pánico. Así los pequeños inversores venderían y los grandes fondos de inversión podrían comprar a bajo precio.
Cuando Bank of America compró Merryll Linch, los periodistas hablaron como si el Banco de España comprara un banco privado español. Y no sabían que Bank of America es un banco privado, y que el correspondiente al Banco de España en Estados Unidos es la Reserva Federal.

-El caso de AFINSA y Fórum Filatélico es similar al de los productos financieros tóxicos que han provocado la quiebra de varios bancos de renombre. Los sellos también son productos financieros. El Gobierno ha actuado injustamente al disponer dos varas de medir absolutamente diferentes para salvar a los bancos mientras ha dejado desamparados a los afectados por el fraude de AFINSA y Fórum Filatélico. El Ejecutivo también tendría que haber dispuesto un plan de emergencia para estas dos entidades. Menos mal que hay un espacio en la radio de este país en que no se olvidan los dramas de miles de familias que perdieron todos sus ahorros en un desfalco de dimensiones descomunales.

Nota1: esta entrada pertenece al programa de 18 de octubre.
Nota2: podéis acceder a la grabación de este espacio, tanto en el siguiente enlace de “No es un día cualquiera” (tercera hora del programa), como a través del blog personal de Francisco Álvarez “No le digas a mi madre que trabajo en Bolsa”, en el apartado de “Emisiones anteriores de la Bolsa y la Vida”, donde tenéis los minutos de audio concretos del espacio.
Nota3: la foto ha sido extraída del siguiente enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada